Terapia de familia

¿Qué es la terapia familiar?

La terapia familiar tiene como objetivo restablecer el equilibrio de la familia cuando hay conflictos, tensiones o problemas de comunicación. También es útil cuando uno de sus miembros tiene problemas que afectan la convivencia en el hogar.

No obstante, en la terapia de familia, aunque uno de los miembros sea el que presente la sintomatología, no se buscan culpables, sino que se trata a la familia en su conjunto. La familia es un sistema en el que los integrantes no están aislados, sino que influyen unos sobre los otros, por lo que todos pueden contribuir a la solución.

El psicólogo o terapeuta de familia estudia las dinámicas que se producen en la convivencia familiar y escucha las demandas de todos los miembros del grupo, enseñándoles a cambiar los patrones de comunicación y de conducta disfuncionales y a implementar cambios positivos en el sistema familiar y en la forma de relacionarse entre sí.

El objetivo de la terapia familiar es transformar una familia que no funciona adecuadamente en una familia funcional, en la cual todos los miembros puedan crecer y desarrollarse de manera saludable.

¿Qué problemas se abordan desde la psicología familiar?

Lo más usual es que las personas pidan la ayuda de un psicólogo familiar cuando sienten que su familia está atravesando un problema o conflicto que no logra solucionar, el cual está provocando un deterioro en sus relaciones y afecta a su calidad de vida.

Sin embargo, no es necesario esperar hasta que exista un problema evidente en la familia, puedes solicitar la ayuda de nuestros terapeutas familiares cuando observes dificultades o tengas la sensación de que algo está cambiando y/o no funciona bien. Si tu intuición te avisa de que hay un problema, es mejor que busques ayuda rápidamente ya que cuanto menos instaurados estén los comportamientos disfuncionales, más fácil será eliminarlos.